metodo

E.S.O. y Bachillerato

Nuestras clases son el complemento perfecto para los estudiantes de secundaria, proporcionan un empuje adicional para los más rezagados y un refuerzo para aquellos que quieren asentar mejor sus conocimientos. Gracias al material complementario que facilitan nuestros profesores se pueden observar cuáles son los puntos en los que el estudiante tiene mayor dificultad y así hacer hincapié en ellos para poder superarlos.

Los grupos reducidos, con un máximo de 4 alumnos por profesor, ayudan a personalizar aún más el seguimiento del estudiante, al tiempo que éste se siente más cómodo al no ser permanentemente el centro de atención. Precisamente por esto último se intenta que haya al menos dos alumnos en clase, de forma que se reduzca la tensión y aumente la concentración.

En nuestras clases son continuos los trucos mnemotécnicos -para que el alumno recuerde mejor lo enseñado-, intercalados por bromas y comentarios para relajarse de vez en cuando, antes de proseguir con la clase. En general se crea una relación de confianza tal entre profesor y alumnos que no exageramos al decir que el profesor acaba siendo en muchos casos un amigo más fuera de clase.

Estamos permanentemente en contacto con el alumno (o los padres de éste, en su caso) para adaptarnos a sus necesidades individuales.